La eSalud dejó de ser una moda pasajera

Todavía me sorprendo cuando se sigue hablando de la eSalud como el gran descubrimiento, como si fuera una moda pero me sorprende todavía más quien sigue esperando que esta moda se pase y las cosas vuelvan a ser como antes.

Los avances llegan, a todos los sectores, y llegan para quedarse. En un mundo cada vez más globalizado, donde hay más teléfonos móviles que aseos, donde hay más lineas de comunicación que carreteras asfaltadas… lo que estamos viviendo ahora era algo inevitable y todavía queda mucho más por llegar.

Partamos del hecho de que los avances siempre buscan una mejora, bien sea económica o personal, pero ahora hablamos del bien más valioso de una persona, la salud y si juntamos las dos palabras: salud y avances…. nos encontramos con el ansiado estado de bienestar. La Salud 2.0, la eSalud o cómo quieran denominarlo ha llegado para quedarse, no por ser una moda, simplemente porque el eje principal es el paciente, ese paciente que todos y cada uno de nosotros seremos en algún momento de nuestras vidas y que no nos justa que nos denominen como tal. Uno de los principales rechazos tras saber que tenemos alguna patología es la palabra enfermo, paciente… nos eboca a debilidad, aislamiento… y nadie quiere sentirse así; sin embargo ahora, gracias a este nuevo estado germinan las comunidades de pacientes donde se encuentran con personas con las mismas patologías; crecen los dispositivos tecnológicos que hacen que su día a día sea más fácil y no tenga que dejar de hacer sus cosas; aumentan las vías de comunicación médico/paciente liberando la obligación de espacio/temporal.

En este escenario tienen cabida todos los actores originales, en su justa medida se van adaptando a la nueva situación. En un primer momento con miedo por parte de algunos, pues desde ese momento ya no tenían el total dominio, cedían parte de la situación al paciente, cada vez más informado y activo; que busca poder participar en su salud.

Comenzamos un año que augura todavía más avances para la eSalud, para la mSalud; está en cada uno de nosotros quedarnos esperando de brazos cruzados o decidirnos a subir al tren de la sanidad globalizada, para bien y para mal.

Escrito por MarthaMDiez